Fernando Torres

Biografía

Fernando José Torres Sanz. Nacido el 20/03/84, 70 kilos - 1,83 cm

Nació el 20/03/1984 en Madrid. Comenzó su carrera deportiva en las filas del Atlético de Madrid.
En la temporada 95/96 formaba parte de la plantilla del conjunto alevín del Atlético de Madrid y desde pequeño ya apuntaba las excepcionales condiciones que lo adornan hoy día. Elegancia, inteligencia y olfato goleador.
En 1996 pasó al conjunto infantil del equipo colchonero, donde permaneció dos temporadas, hasta que en 1998 con 14 años sube al conjunto cadete y de ahí al juvenil en 1999.
Permanece en la plantilla del conjunto juvenil una temporada y a la siguiente juega en el juvenil que disputaba sus partidos en División de honor.
En el 2001 con 16 años se proclamó Campeón y mejor jugador del mundial sub-16, Fernando Torres subió en ese mismo año al "Atleti" A.
Nuevamente como en el caso del argentino D`Alessandro estamos ante un jugador que ha destacado con las diferentes categorías de la selección española antes que con el primer equipo del Atlético de Madrid, en las que ha sído campeón de Europa tanto en la selección sub16 como en la sub19. Ahora es un fijo de la selección sub-21 formando dupla atacante con ottra de las joyas del fútbol español, el sevillista Reyes.
Debutó en el primer equipo rojiblanco en la triste temporada 2000/2001 en la que el Atleti que había perdido la categoría intentaba salir del infierno. Precisamente en aquella temporada, en la jornada nº 41, en la que el conjunto colchonero se enfrentaba al Sporting de Gijón, el público del Vicente Calderón pudo disfrutar en toda su extensión del juego del niño de oro rojiblanco como fue apodado. Y es que Fernando revolucionó el ataque rojiblanco y trazó sobre la hierba jugadas de lujo. En cinco minutos provocó las dos expulsiones del Sporting. Isma primero y Vicente después no pudieron con su cintura y vieron la segunda amarilla. El Sporting se quedó con nueve y a merced del Atlético. Torres levantó al público de sus asientos y el gol se intuía hasta que Luque (m. 71) de un soberbio disparo de falta directa incrustó el balón en las mallas de Valencia. Los dos puestos de ascenso pendientes siguieron en suspenso hasta la siguiente semana, pero el Atlético, además de los tres puntos ante el Sporting, asistió al nacimiento de un nuevo fenómeno: Fernando Torres.
Finalmente el Atlético no consiguió su objetivo del ascenso pero Fernando Torres ya apuntó lo que significaría para el equipo rojiblanco en la temporada 2001/02, la del ascenso de la mano de Luis Aragonés, en la que fue pieza básica del equipo.
Se trata de un jugador que posee unas condiciones físcas y técnicas extrordinarias, su listeza, desparpajo y habilidad ante los contrarios le hacen ser la más clara promesa del fútbol nacional.
En su primera temporada en Primera ha alternado grandes actuaciones con otros días grises pero no ha perdido un ápice de su proyección y muchos son los equipos que suspiran por los servicios del niño de oro, al punto de que se ha especulado con la posibilidad de que un equipo haya ofrecido 7.000 millones de pesetas por su contratación.
Su mejor partido hasta la fecha en la máxima categoría del fútbol español, fue el que disputó en Son Moix, en el que el Atlético barrió al Mallorca 0-4 con Fernando Torres en figura, desarbolando por completo a la zaga rojilla, especialmente al veterano Miguel Ángel Nadal que sufrió con el descaro y el atrevimiento de Torres.

LOS TÉNICOS LE PUNTUARON DE CERO A DIEZ... ¡CON DOCE!
Así 'fichó' Torres por el Atlético


J.G. MATALLANAS * Madrid

Hay dos maneras de llegar a la cantera de un equipo grande. Una es que el niño destaque en un equipo y sea fichado y la otra es superar unas pruebas de acceso. Fernando Torres entró por esta vía y desde que en 1995 pasó las pruebas ha ido subiendo peldaños en el Atlético. Llegó con 11 años y siguió los cauces reglamentarios: cogió la instancia en el Calderón, le citaron y se presentó el día y a la hora indicada, más nerviosillo de lo habitual.

Llevaba sólo una temporada jugando al fútbol once en el Rayo 13 de Fuenlabrada. Empezó a los 8 años y jugó dos al fútbol sala en el equipo de su urbanización, patrocinado por la Cafetería Mario’s. Marcaba goles como rosquillas. En el Rayo 13, en campo grande, seguía destacando. Y probó suerte en el Atlético. Unos 200 niños hicieron aquella prueba y sólo dos fueron cogidos directamente sin pasar otra posterior. Uno de ellos fue Fernando. Aquella tarde de 1995, Torres se olvidó de los nervios cuando tocó el primer balón, marcó cuatro goles, hizo buenas jugadas y algunos de los técnicos le puntuaron con un 12, cuando la
puntación habitual era de 0 a 10.

Víctor Peligros, técnico que lleva enseñando y haciendo progresar a los menudos aprendices de futbolistas del Atlético más de 20 años, ‘aprobó’ con Matricula de Honor a Fernando aquel test junto a otros técnicos rojiblancos, entre los que estaba Antonio Arganda. Todo lo controlaba Manolo Briñas. La prueba la realizó en un campo de fútbol del parque de las Tres Cruces, entre Aluche y Carabanchel. Según se puede leer en el documento adjunto, la calificación fue la mejor: “Apto (Para ver en nuestras plantillas)”. Las observaciones de la lista por orden alfabético decían: “Recibirá instrucciones”.

Y a Fernando le indicaron que debía presentarse en el ‘mítico’ Cotorruelo a entrenarse. Entró a formar parte de la plantilla del Atlético de Madrid alevín y su primer entrenador fue Manolo Rangel, que le dirigió otro año más en el infantil B.

De los que hicieron aquellas pruebas sólo queda en el club David del Prado, que recuerden los empleados del fútbol base rojiblanco. Es una fuerte criba la que Fernando ha superado y en seis años, antes del calendario previsto, ha alcanzado lo que perseguía cuando le examinó Víctor Peligros: jugar en el Atlético de Madrid.

Es un jugador que ocupa la posición de delantero centro y que reúne unas condiciones físicas y técnicas extraordinarias. Tiene un talento especial que le permite desarrollar su juego con osadía y desparpajo poco habitual en jugadores de su edad.
Su cambio de ritmo es letal para los contrarios, aprovechando su potencia y velocidad.
Listo y hábil en todas las zonas del campo que acompaña con un trabajo generoso para el equipo.


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com